Blog

¿Por qué debemos juntarnos?

¿Por qué debemos juntarnos?

Tras años de protestas continuas, nuestro país ha tocado fondo. Durante este tiempo, más de una vez y de una y mil maneras, las mexicanas y mexicanos hemos salido a expresar nuestro hartazgo pero nuestra voz no ha sido escuchada, en cambio, la respuesta que hemos recibido es la represión y el silencio de las autoridades. Un ejemplo reciente es la Ley de Seguridad Interior que a pesar de la manifestación pacífica, el rechazo fundamentado y el apoyo por parte de organizaciones civiles y no gubernamentales, obtuvo la mayoría de votos en ambas cámaras legislativas para su aprobación.

Por un lado, la clase política ha hecho de la corrupción la base de su gobierno, según datos de la OCDE, de entre los países miembros que la integran, México es el más corrupto e inseguro. Por otro, ha convertido al país en un negocio privado que entrega nuestros recursos naturales a la explotación desmedida y poco regulada, y que nos niega la seguridad, justicia, salud y educación a la que tenemos derecho.

El poder político no toma malas decisiones por ignorancia, sino por conveniencia, actúan en conjunto para obtener impunidad, privilegios y estar exentos del cumplimiento de la ley.

Bajo este panorama, y como nunca antes, México se enfrenta a la posibilidad de un cambio inminente. El futuro de nuestra nación y el destino de las próximas generaciones no tiene por qué ser incierto y preocupante. Si el poder político se une para moldear un Estado que lo favorece y lo protege ¿Por qué no actuamos de la misma forma? Juntémonos, divididos jamás lograremos vencerlos, ¿no sería más inteligente conversar, acordar reglas y asumir responsabilidades por el bien común?

Es momento de tomar decisiones fuertes, no hay que tener miedo al cambio, debemos actuar de una forma distinta a como lo hemos hecho. Las elecciones de 2018 están cerca y con ellas la oportunidad de juntarnos para resolver las necesidades de nuestras comunidades.

Actuemos como el gobierno nunca lo ha hecho, agrupémonos alrededor de aquellas causas que los políticos pueden pero no quieren conseguir, para lograr que nuestra voz sea escuchada. Juntémonos para construir pequeños núcleos sociales y transformar nuestro entorno.

Dejemos de esperar un cambio repentino y creemos un México que renace en la base de la sociedad y llega hasta la cúspide del poder.

Las creencias de los mexicanos

Las creencias de los mexicanos

Todos estamos convencidos de saber un gran número de cosas acerca de la realidad, enlistarlas sería interminable. A esto le llamamos creencias. Una creencia es un hecho al que acudimos cotidianamente, como parte de los juicios a los que apelamos para otorgarle sentido a nuestro comportamiento y el de los demás, la atribución de creencias y deseos juega un papel central, en lo que somos y en nuestras actitudes.

Para comprender esta dinámica tenemos que examinar las causas. Según Donald Davidson, filósofo estadounidense, menciona en su libro recopilatorio: Investigaciones sobre la Verdad y la Interpretación, que las creencias de una persona no son ideas individuales sino que viven en colectivo, las creencias las adoptamos sólo en la medida en que son coherentes con otras creencias, con intenciones, esperanzas, miedos, expectativas, y demás y de ellas se derivan una actitud con respecto a ellas.

Las creencias se transforman

Los mexicanos siempre hemos sido muy religiosos, antes de la Conquista Española, los habitantes mexicas que habitaban Tenochtitlán hoy Ciudad de México, creían en diferentes deidades quienes les dotaban de la vida, la agricultura, lluvia, sol, Dioses que guiaban los estilos de vida.

Al llegar los conquistadores y con ellos las primeras órdenes como la Franciscana y la Dominica intentaron usar la fe como un forma de controlar a la población. La estrategia fue eliminar por completo las creencias antiguas aztecas al mezclarlas con elementos cristianos. El ejemplo más notable fue la sustitución de la “Diosa madre” Tonantzin por la imagen de una virgen madre.

De acuerdo con el autora Gisela,Von Wobeser, los aztecas solían adorar a Tonantzin en un templo construido en el Tepeyac, a las afueras de la Ciudad de México. Lo que hicieron los religiosos europeos fue destruir esa construcción y reemplazarla con un una capilla dedicada a la Virgen María, madre de Jesús.

Sin embargo los indígenas continuaban yendo a agradecer a su diosa madre, pensando que los invasores finalmente la habían aceptado, así continuó lo que ingenuamente creyeron destruir.

El mexicano vive de supuestos

Por tanto, creer significa tener algo por verdadero o existente pero sin estar seguro de ello por no tener razones o pruebas suficientes. Equivale a suponer o presumir y en México estamos aprendiendo a vivir de manera distinta. Las nuevas generaciones están luchando contra un mundo que les resulta demoníaco e intolerante, en el que viven sus padres y marcan una barrera frente a él.

Es así que la Encuesta Nacional sobre Creencias y Prácticas Religiosas en México (RIFREM 2016), muestran el ritmo de transición de las creencias de los mexicanos en el ámbito religioso.

La Encuesta se llevó a cabo con una muestra de 3,000 mil personas seleccionadas aleatoriamente por todo el país para ser representativas de la población en general del 29 de octubre al 30 de noviembre de 2016.

Algunos resultados interesantes son los siguientes:

Ciencia y Razón, recursos para acabar con los mitos

Ciencia y Razón, recursos para acabar con los mitos

Mentiras-descartes
Descartes – Pienso luego existo

Desde que Descartes, acuñara el “pienso luego existo”, resaltó el conflicto entre el pensamiento racional y el pensamiento mítico en la historia asumiendo un cambio radical de las formas de pensamiento de la época moderna.

Leer más

Ciencia vs Creencia

Ciencia vs Creencia

El origen del universo, los fenómenos naturales, la creación de la vida o la evolución de las especies, son algunos de los misterios más fascinantes que a lo largo de la historia nos han animado hacia la búsqueda de respuestas, del conocimiento y su comprobación, sin embargo,

Leer más

¿Cómo afecta la pobreza la toma de decisiones?

¿Cómo afecta la pobreza la toma de decisiones?

Vivir en condiciones de carencia desencadena un fenómeno llamado visión de tunel.

Sucede cada vez que queremos satisfacer la escasez -de forma urgente, pero no permanente- de algo y para eso necesitamos recursos económicos o de otra naturaleza.

Lo bueno es que incentiva la productividad porque obliga a buscar la forma de obtener recursos.

Lo malo es que agota recursos cognitivos que terminan por convertirse en decisiones que aumentan esa escasez en el futuro .

A mayor carga mental, mayor tendencia a tomar malas decisiones.

despensas-Alejandro-Murat

La falta de recursos cognitivos afecta la forma de relacionarse con otros.

En los niños por ejemplo, si viven en condiciones de escasez, un padre tendrá poco o nada de tiempo de relacionarse con sus hijos y eso afectará su desarrollo.

Un estudio aplicado a niños y niñas de 3 y 20 años que viven con adultos de altos o bajos ingresos económicos, mostraron una diferencia en el desarrollo de áreas cerebrales relacionadas al lenguaje y la ejecución de tareas. Los resultados fueron positivos en el primer grupo.

La pobreza se asemeja a una condición crónica de estrés, un ser humano sometido a estrés constante, libera cortisol suficiente para hacerlo más vulnerable de padecer ansidedad o depresión.

A menores niveles de ingreso y educación, mayores niveles de cortisol.

Oaxaca-pobreza

De acuerdo con la OMS los individuos en pobreza sometidos a estrés y con poco control congnitivo ayudan a perpetuar el círculo vicioso de esta condición social.


Fuentes:
Nexos
Paradigmas

No dejes que llegue Murat

No dejes que llegue Murat

Hoy, el periódico Reforma publica una encuesta que nos obliga a movilizarnos a todos los ciudadanos para evitar que en Oaxaca se consolide una dinastía cleptocrática con la probable llegada de Alejandro Murat a la gubernatura.

no-dejes-que-llegue-murat
Este personaje, dedicado desde sus primeros pasos a la extracción de recursos públicos para enriquecerse descomunalmente, siguiendo el ejemplo de su padre, quien fue uno de los gobernadores más corruptos, no solo de Oaxaca, sino del país en conjunto, es un riesgo para el país en general, en cuanto a que su llegada a la gubernatura de Oaxaca abriría el camino al ejercicio más puro y cínico del poder para el enriquecimiento personal, dejando un precedente negativo para nuestro país, cuya sociedad civil está enfrascada en una lucha contra la corrupción de la clase política.

PazRevolución es apartidista y apolítico, pero ante la emergencia que representa la posible llegada de Murat y ante el hecho de que el candidato de la alianza PAN-PRD, Pepe Toño Estefan Garfias, representa la única posibilidad en este momento de evitar la llegada de Murat, conminamos a nuestra comunidad a que, si viven en Oaxaca voten y movilicen el voto a favor de este personaje y en contra de Murat y a quienes no viven en el estado de Oaxaca, que difundan nuestros materiales y nos ayuden a que otros se unan a este canto de guerra: